En esta ganadería se crían las razas Asturiana de la Montaña (casina), Asturiana de los Valles (carreñana) y el cruce entre ambas razas. Con este cruce se persigue obtener unas reses con unas características específicas para unos fines determinados.

Asturiana de los valles

La Asturiana de los Valles, su apariencia vigorosa y de gran tamaño implica mucho esqueleto y buenas masas musculares. En la raza Asturiana de la Montaña la conformación ósea es más simple; sus patas son más cortas y poseen menos masa muscular, lo que les permite una mejor adaptación al terreno montañoso y un consiguiente mejor aprovechamiento de los pastos.

Estas reses tienen más facilidad para los partos solas y crían mejor a los terneros, pues la calidad de su leche es más elevada


¿Cómo se hacen los cruces?

Los cruces se hacen principalmente con hembras Asturiana de la Montaña y sementales Asturianos de los Valles. El resultado son reses de menor estatura, con menos masa ósea y más masa muscular. Su conformación menos vigorosa permite a las madres partos más fáciles con un porcentaje muy escaso de intervenciones (cesáreas). Esto es necesario porque el fin del período de gestación de las nodrizas coincide con su estancia en los pastos de invierno (no hay estabulación), con lo cual los partos se producen principalmente sin ayuda del ganadero.

ACREDITACIONES

DISTINCIÓN A LA GANADERÍA POR DEL CONSEJO REGULADOR I.G.P. TERNERA ASTURIANAPremio de explotación destacadaCERTIFICACION DE CALIDAD Y SEGURIDAD ALIMENTARIA